Archive for the ‘dinamarca’ Category

Feliz aniversario Erasmus

agosto 25, 2008

Seamos sinceros, supongo que estas cosas no son de esas que se felicitan con el paso de los años, pero bueno, si se supone que marca un antes y un después en tu vida ¿por qué no?

Hace exactamente un año, el 26 de agosto de 2007, tomé un avión que me llevó a Copenhague, el viaje lo hice con varios compañeros de la universidad, pero todos ellos tenían el alojamiento ya asignado. Solo Guille y yo, tuvimos los huevos de irnos a la aventura, una aventura que duraría 10 meses y que cambiaría por completo mi vida y la forma de verla, y supongo que como a mí, a otros tantos.

Hoy felicito a cada uno de los que he conocido a lo largo de este año que aunque no los conocí todos de golpe, considero que hoy es el día indicado, felicidades por todos los buenos momentos que hemos conseguido vivir, por esas pachangas, esas fiestas, esas cenas, esas risas, esos bailes, esos posters, esos viajes… en fin, no se puede expresar todo en cuatro lineas, hay que vivirlo y para que lo intentéis entender un poco mejor, os pongo un vídeo que mi querida hermana MaryQueen se ha currado.

P.S: también podéis visitar al Charly que se ha currado otra entrada con el mismo motivo.

Anuncios

Guia Erasmus / Erasmus guide

julio 25, 2008

Este blog nació con el ánimo de intentar mostrar al mundo como he vivido en Dinamarca, mi año de Erasmus en la DTU de Lyngby que jamás podré olvidar. Por ello, he intentado recopilar en una mini-guía lo que considero imprescindible que debes saber antes de ir allí.

Puedes ver la guía aquí

¡Espero que te sirva!

———————————————————————–

This blog intention was to show my world how I’ve lived in Denmark during my Erausmus at DTU (Lyngby), a year I will never forget. Due to that, I’ve tried to write a mini-guide where you cand find the information I consider the most important before going there..

You can read the guide here

¡Hope it helps!

El inglés en España y el inglés en Dinamarca

julio 6, 2008

Bueno, como muchos sabréis he vivido un año en Dinamarca, concretamente en un pueblecillo llamado Virum situado a 14 kilómetros de Copnenhague. Una de las razones por las que elegí ese país es porque sabía que la gran mayoría de la población dominaba el idioma universal, y no me refiero al amor ni cosas de esas, me refiero al inglés.

Durante ese año he vivido sin tener ni idea de danés, un idioma que suena demasiado difícil y con sonidos que creo que mi garganta no puede producir. Intenté aprenderlo pero por causas ajenas me fue imposible. No obstante, con mi nivel, que definiré como moderado de inglés he vivido sin ningún tipo de problemas. Llamadas al banco, compras en supermercados, problemas en el aeropuerto, clases y hasta conversaciones con indigentes, todo ello en un mejor o peor inglés, pero el suficiente para poder llevar a cabo una conversación y un entendimiento entre dos personas.

Por ello me he propuesto hacer un experimento, voy a llamar a tres sitios completamente distintos, en cada uno de ellos me haré pasar por un extranjero hablando inglés. Si no me atienden o me dicen que no me entienden les daré la puntuación de cero y si me entienden un uno. Esta vez Dinamarca juega con ventaja y de momento lleva los tres puntos, ¿conseguiremos estar a la altura? yo creo que no, ojalá me sorprenda….

Atención al cliente de Vodafone:
¡Primera sorpresa! Llevaba varios días intentando contactar con Vodafone, el problema es que llamando a atención al cliente sale un menú en castellano y es muy difícil pasar si se supone que no entiendes nada de castellano. Hice 3 llamadas y a los 15 minutos siempre se colgaba. Hoy he hecho la última prueba, iba a ponerme a hablar en castellano hasta ser atendido pero tras aguantar el menú y decir “Excuse me, I don’t speak spanish”, me ha cogido una teleoperadora, le he repetido la misma frase y me ha dicho en castellano “Espere un momento, por favor”. A los pocos segundos se me ha atendido en inglés. Ella no era nativa, tampoco tenía un inglés de Oxford pero se le entendía perfectamente y ha sido bastante amable respondiendo a mi consulta… ¡Primera prueba, superada! Además se me ha informado que llamando al 189 se permite elegir el idioma en el que quiero ser atendido.

Atención al cliente del banco Santander:
¡Segunda sorpresa! Llamo hace escasos minutos a un número que aparece en mi tarjeta, quiero activarla y necesito llamar a dicho número. Llamo, locución en castellano que hago no entender, me lo coge una señorita que me en castellano que voy a ser transferido, hago que no le entiendo, me transfieren y me lo coge un tal Alfredo con un inglés bastante bueno que me explica que la tarjeta no puede ser activada porque está cancelada. Sin problemas, no era activarla lo que quería precisamente… En fin, España, no dejas de sorprenderme… ¡Segunda prueba superada!

Universidad: Pendiente

España Dinamarca
Atención sobre móvil 1 1
Atención del banco 1 1
Atención Universidad Pendiente 1

Con esto no pretendo poner en evidencia, ni mucho menos, a ninguno de los servicios a los que voy a llamar, ni al operador u operadora que me atienda la llamada. Simplemente me gustaría saber que pasaría si llegase aquí un tío extranjero que solo domina el inglés.

Por cierto, admito sugerencias de sitios donde llamar…

Mi familia de Dinamarca

junio 23, 2008

En este caso definiré familia como la gente con la que he convivido día a día, vecinos con los que he pasado horas y horas en la cocina, en mi cuarto o en cualquiera de los suyos. Mi familia porque eran los que estaban cuando llegaba a casa, cuando me iba… mi familia porque los he querido como hermanos y hoy, una de mis hermanas me mandó este vídeo…

¿Despedidas? No soy uno de esos…

junio 22, 2008

Ya lo siento, soy uno de esos que odian las despedidas, que nunca sabe que decir, ni que hacer. De esos que quieren que nunca llegue el momento de despedirse porque sabe que se quiera o no, algo termina. Y cuando llega, sale corriendo.

Soy uno de esos que cuando le acompañan 12 compañeros a despedirle al aeropuerto abraza a cada uno sabiendo que un trozo de su corazón se queda en cada abrazo, en cada beso. Uno de esos que se despide con un simple “gracias” porque no tiene valor a soltar un discursillo que haga saltar algunas lágrimas (probablemente más suyas que de los demás). Uno que intenta que cada día sea especial para cada uno de sus amigos intentando arrancar siempre una sonrisa haciendo el día más ameno, a veces lo consigue, otras muchas no. Uno de esos que quiere que los demás aprovechen cada momento con él, como él lo hace con ellos, disfrutando cada segundo, cada experiencia, cada viaje, cada noche… para que así, cuando llegue el momento y no tenga palabras para decir lo que siente al despedirse, por lo menos la gente se quede con alguno de los buenos recuerdos que consigan diluir la amarga despedida.

Uno que deja atrás a 12 amigos tras un aplauso que suena consiguiendo sacarle los colores, uno que no se atreve a mirar atrás para no mostrarse débil, que cruza un control de seguridad, que entonces se atreve a mirar atrás y ya no hay nadie, que vaga 20 minutos por el aeropuerto, se arrepiente y manda un mensaje para expresar lo que siente, que no para de darle vueltas a lo que tenía que haber dicho a cada uno y que en su momento no surgían las palabras, uno que se sienta a leer un cuaderno hecho por sus amigos y llora, porque ahora ya está solo y le da igual mostrarse débil…

Y uno que no se olvida de los que no pudieron venir, porque ya no estaban. Porque habían sufrido antes o después lo que a él le toco ayer saliendo mejor o peor del paso. No se olvida de lo que vivió durante diez meses de su vida por aquellas, ahora tan lejanas, tierras danesas. Que agradece de todo corazón a todos y cada uno de ellos por haber conseguido que lo que se suponía iba a ser el mejor año de su vida se convirtiese en una realidad. Que esperaba que solo sea el principio de algo grande, algo muy grande que se ha ido formando en todos y cada uno de nosotros. En definitiva, uno que no olvida. Y es que, cada uno, es como es. Y yo, sintiéndolo mucho, soy así y sólo se me ocurre decir gracias y hasta pronto.

Todos en el cumpleaños de Boro