Visitando Marrakech

Uno de los principales propósitos de este año era viajar y descubrir lugares nuevos así que, aprovechando que desde Bruselas hay bastantes vuelos baratos al país del norte de África y que llevaba mucho tiempo queriendo pisar aquello, a mediados de marzo, decidimos viajar a Marruecos.

Esta vez no hubo diario de viaje y tampoco redactaré el día a día pero quería dejar plasmada aquí la experiencia que supuso todo aquello. Además, esta vez y tras bastante tiempo, no viajaba en grupo pero sí acompañado.

Desde Bruselas hay bastantes vuelos baratos a diversos puntos de Marruecos, por horarios y conexiones decidimos que la mejor opción sería volar a Rabat un jueves y desde allí coger directamente un tren que nos llevaría a Marrakech donde nos quedaríamos hasta el domingo.

La verdad es que iba sin ningún tipo de idea preconcebida pero al pisar el aeropuerto de Rabat me sorprendí de lo nuevo y cuidado que estaba todo. Tuvimos algún que otro contratiempo con la tarjeta al no poder sacar dinero y nos asustamos creyendo que íbamos a tener que subsistir con el poco dinero en efectivo que llevábamos. Algo que iba a ser un problema porque Marruecos no es nada barato…

Puesto Marrakesh

Puesto Marrakesh

Durante los 4 días que estuvimos recorrimos la ciudad perdiéndonos por calles abarrotadas donde todo el mundo intentaba vendernos algo y algunas mucho menos transitadas. Nos alojamos en Ben Salama donde pese al contratiempo inicial (nos la clavaron en el taxi) nos acogieron muy y hasta nos invitarón a una comida el último día. No hicimos ninguna excursión al desierto (queda pendiente) pero intentamos disfrutar de las cosas típicas de allí: hamman y masaje por todo el cuerpo (primera vez en mi vida y tendré que repetir), curso de cocina tradicional, compra en mercados locales, regateos para al final no comprar nada, conciertos…

Pollito al limón

Pollito al limón

La verdad es que el viaje me dejó muy buen sabor de boca pero creo que tendré que repetir para hacer todo aquello que quedó pendiente.

Ruinas en Marrakesh

Ruinas en Marrakesh

Una respuesta to “Visitando Marrakech”

  1. Tig Says:

    Las ruinas salen muy sonrientes🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s