Archive for 24 enero 2013

¡Adiós 2012!

enero 24, 2013

Ha pasado ya casi un mes desde que quiero escribir esta entrada. De hecho recuerdo empezarla en el avión que me traía desde Zaragoza a Bruselas para pasar la Nochevieja pero por una cosa o por otra nunca la terminé.

Tampoco es que me sienta obligado por una tradición o algo por el estilo pero me apetece poder acudir al blog en el futuro y leer, de manera resumida, lo que significó el año 2012 para mí.

Desde hace ya muchos años que no me engaño con propósitos que luego no suelo cumplir, no me apetece cargar con más culpas estúpidas. Las promesas son para cumplirlas así que un año me hice el mejor propósito posible, nunca más me propondré nada con motivo del año nuevo. Supongo que es como el truco de pedir tener multitud deseos cuando te conceden uno solo que en este caso funciona de verdad.

Pese a todo eso, por unas malas experiencias decidí empezar el año con una pequeña promesa, alejarme completamente del alcohol, algo que prometió ser un experimiento mensual se convirtió en algo que funcionó bastante más allá y descubrí que sin beber ni una gota se puede salir de fiesta hasta las mil, se ahorra y encima se gana en salud… luego dejé de ser tan radical pero me gustó la experiencia y pude comprobar como se viven las noches desde el otro lado.

El año nuevo prometía cambios en mi vida, pese a que me había costado mucho había aprendido a decir que no a la inercia; para ello, rompí con el pasado rapándome y eliminando la trenza que me había acompañado durante muchot eimpo. Tuve (y sigo tenido) dudas de qué quería hacer con mi vida pero decidí que era momento de dar un cambio a varios meses de retiro espiritual así que empecé a buscar trabajo, y sobre todo, a buscar trabajo fuera, creía que huir volvería a ser de nuevo la solución a mis inquietudes.

Viajé a la otra punta del mundo, hice muchas entrevistas de trabajo y me desilusioné con alguna que otra negativa, rechaché trabajos que no me parecieron lo suficiente interesantes pese a las críticas de los círculos cercanos, encontré mi sitio en un trabajo que pese a ser muy poco cualificado tenía el mejor ambiente que se puede encontrar y al final, conseguí volver a huir y cumplir el sueño de vivir en otra ciudad extranjera aunque esta vez me asaltaron las dudas, la Comisión Europea me esperaba en Bruselas.

Intenté juntarme con mucha gente que había perdido algo de contacto, supe que me había hecho mayor cuando, de repente, me vi asistiendo a tres bodas de gente bastante cercana y me di cuenta de que pese a ello, yo sigo estando demasiado lejos de todo eso. Me dediqué a cuidarme mucho, más de lo que siempre lo había hecho y corrí como nunca, me propuse correr una maratón a final de año pero no llegué a hacerlo, supongo que me dio miedo fracasar. La bicicleta, la escalda y el fúbol sala volvieron a formar parte de mí pero con el cambio de vida volvieron a desaparecer.

El año acabó por todo lo alto, volví a vivir una Nochevieja fuera de casa pero esta vez fue incluso mejor porque me acompañó gente que no esperaba.

Feliz 2013

Feliz 2013


En el 2012 me conocí mejor y aprendí muchas cosas, espero que el 2013 siga por el mismo camino.

Manualidades: Reciclando camisetas en cariocas

enero 11, 2013

Llevo tiempo queriendo subir algunas de las manualidades que hago en mis ratos libres. Ya comenté en una de las entradas anteriores que soy aficionado a “crear” cosas y, a ser posible, reciclando materiales que tengo por casa. Hasta he pensado abrir un nuevo blog solo para alojar las manualidades pero luego pienso, ¡buah! el blog ya ha alcanzado el nivel de “cajón desastre” así que por un poco más no pasará nada…

Esta vez voy a explicar como crear unas cariocas a partir de unas camisetas viejas y algo de paciencia. Creo que las cariocas son un nombre universal pero por si acaso comentaré que son elementos para hacer malabares y consisten en una cabeza (peso) y un cuerpo (cuerda o cadena). El malabarista agarrará el extremo del cuerpo opuesto a la cabeza y las hará girar fácilmente gracias al peso haciendo diversas figuras y movimientos.

Lo primero que vamos a necesitar es, a partir de las camisetas, crear una serie de ovillos con los que luego trabajaremos; he hecho varias manualidades a partir de las camisetas ya que por cada camiseta he llegado a conseguir hasta ¡30 metros de cuerda!

Creando cuerda a partir de camiseta

Creando cuerda a partir de camiseta


1: La camiseta vieja que utilizaremos; mejor si no tiene costuras pero no es imprescindible (esta tenía).
2: Cortamos la camiseta por debajo de las mangas para dejar un “tubo” de tejido.
3: Giramos 90 grados la camiseta y la plegamos. Dejamos unos dos centímetros aproximadamente entre las dos partes.
4: Empezamos a cortar tiras de entre uno y dos centímetros, muy importante, sin llegar al final. Si nos pasamos estaremos haciendo círculos que aunque se podrían unir, es mucho más costoso.

Creando cuerda a patir de camiseta

Creando cuerda a patir de camiseta


5: Una vez cortadas todas las tiras, si desplegamos la camiseta, deberían quedar unidas por la parte que no hemos cortado.
6: Para crear una sola cuerda a partir de la camiseta, uniremos los cortes anteriores siguiendo un corte diagonal. La mejor manera es meter el brazo e ir haciendo los cortes en diagonal entre todas las tiras.
7: Cuando terminemos tendremos una cuerda muy larga, de aspecto feo y desigual.
8: Para darle un mejor aspecto iremos tensando la cuerda lo que hará que se encoja sobre sí misma y pase de tener un aspecto plano a una especie de canutillo, además crecerá mucho en longitud.

A partir de este punto deberíamos contar con ovillos de cuerda de muchos metros. A partir de él podremos hacer varias manualidades, lo mejor es hacer muchos ovillos con camisetas de distintos colores y a partir de ahí ir combinándolos. Yo en este caso tenía pocas así que hice unas cariocas marrones y negras.

Cariocas con camisetas

Cariocas con camisetas


9: Tendremos 3 cuerdas de unos 4 metros cada una (marrones) para el cuerpo y una cuerda de unos 5 o 6 metros (negra) para la cabeza. Dependiendo de lo tupido que sea el algodón las longitudes pueden variar mucho, tenendlo en cuenta; cuanto más delgado más metros harán falta para conseguir lo mismo.
10: El cuerpo consistirá en una trenza simple. Para unir los trozos sin necesidad de un nudo juntamos las tres cuerdas y les hacemos un agujero en el extremo.
11: Cogemos el otro extremo de cualquiera de las cuerdas y lo pasamos por los tres agujeros quedando así enlazadas.
12: Con la cuera negra empezamos a crear la cabeza simplemente envolviendo con mucha fuerza la cuerda sobre sí misma. Tiene que quedar muy tensa e iremos dándole forma de bola.

Cariocas con camisetas

Cariocas con camisetas


13: Ahora abrazaremos la cabeza con las tres cuerdas que forman el cuerpo.
14: Seguiremos haciendo más grande la cabeza creciendo la bola alrededor del cuerpo tensando muy fuerte la cuerda y aprisionando bien el cuerpo.
15: Cuando creamos que la cabeza tiene el tamaño deseado, dejaremos las tres patas del cuerpo en el mismo sitio.
16: Podemos dar alguna vueltecilla más para dejarlo más bonito, luego cerraremos el ovillo anudando la cuerda negra sobre sí misma (se puede emplear una gotita de pegamento de contacto para asegurarlo aún más).

Ya solo nos faltará hacer el cuerpo que consiste en una simple trenza a partir de las tres cuerdas marrones que hemos dejado. Bueno, y repetir el proceso para tener otra pareja de las cariocas. Por supuesto se pueden utilizar diferentes colores en el cuerpo y/o coserle algunos adornos (también de camiseta) para hacerlas más bonitas.

Carioca con camisetas

Carioca con camisetas

Nota: Inicialmente el objetivo no era construir unas cariocas sino más bien una especie de maza voladora para un disfraz, de ahí que no tenga la otra parte ni que la adornase suficiente.