¡Hasta siempre, equipo!

Aunque tengo varias entradas pendientes de publicar no quería dejar la ocasión de contar lo que ha pasado hoy. La intensidad del momento se merece escribirlo ahora, cuando todavía los sentimientos están a flor de piel.

Dejo mi trabajo para emprender una ¿nueva? vida. El futuro ya lo contaré más adelante, hoy quería hablar del pasado y el presente.

Casi cuatro meses han pasado desde que empecé a trabajar en aquella nave alejada de Zaragoza. Me encontraba perdido, muy perdido, en medio de un ambiente totalmente desconocido. Dio igual, al poco tiempo me di cuenta de que ahí iba a ser diferente: un equipo dispuesto a echarte una mano en cualquier momento, a sacrificar minutos de su tiempo libre para que tú también salieses a la hora, a explicarte con paciencia infinita términos que costaba comprender, a dejarse conocer mostrándo su lado más íntimo, a jugar en equipo…

96 Calidad

96 Calidad

He compartido risas, alegrías, penas, lágrimas e intimidades. Me llevo un recuerdo maravilloso, ¡gracias por todo, equipo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s