Frases para recordar…

Tenía esta saga de “frases para recordar” algo olvidada. Esta vez también recurriré a un historia previa para poder llegar a la frase…

Para los que no lo sepáis, estas últimas semanas he estado yendo a un cursillo muy interesante: “Coaching, motivación y liderazgo“, me apunté más por curiosidad que por otra cosa pero al final me encantó. El último día teníamos que salir cada uno de nosotros a exponer que es lo que más nos había gustado del curso y hacer una pequeña evaluación. Como digo uno a uno fuimos saliendo; algunos lo tenían mejor preparado que otros y otros se atrevieron a improvisar. Victoria fue una de estas atrevidas de la improvisación y tras excusarse por ello nos contó la historia de el Rey y su jardín que relato a continuación (algo edulcorada) y que me encantó.

Érase una vez un rey famoso por los maravillosos jardines que poseía y admirados por todos los de lugar. Una soleada mañana decidió darse un paseo por estos jardines y se dio cuenta que no lucían tan bonitos como antes. Cuando llegó a la vid se la encontró mustia y triste y le preguntó:
_ Vid, ¿qué te pasa que luces tan triste y mustio?
A lo que la vid respondió:
_ Lo que me pasa es que yo querría ser tan alta como un pino.
El Rey se quedo sorprendido y meditabundo pero siguió con su paseo hasta que llegó al pino, que también se mostraba triste y caído. El rey le preguntó:
_ Pino, ¿qué te pasa que luces tan triste y caído?
A lo que el pino respondió:
_ Lo que me pasa es que a mí me gustaría ser tan fuerte y robusto como un roble.
Sorprendido de nuevo, el Rey prosiguió con su paseo hasta que llegó al roble y se encontró la misma situación, un roble triste y pocho.
_ Pero roble, ¿qué te pasa que luces tan triste y pocho?
Y el roble respondió:
_ Lo que me pasa es que a mí me gustaría dar flores, a ser posible tan bonitas como las de la rosa.
El Rey, continuó su paseo algo triste hacia la rosa, porque se temía que algo malo le pasaría a ella también. Y así fue, se encontró con una rosa feucha y triste.
_ ¿Qué te pasa rosa?¿Por qué luces tan feucha y triste?
Y la rosa respondió:
_ Lo que me pasa es que yo querría dar frutos tan buenos como los de la vid y no estas flores que no sirven para nada.
¡Qué triste se volvía el Rey hacia su casa!. Unos jardines admirados por todos y que ahora se encontraban tristes y feos. Pero de repente, se dio cuenta que a su izquierda, entre algunas hierbas se encontraba el clavel más hermoso que él jamás había visto. Muy sorprendido le preguntó:
_ Pero clavel, ¿cómo eres capaz de lucir tan hermoso cuando todo mi jardín se encuentra mustio y apagado?
El clavel, orgulloso de sí mismo respondió:
_ Rey, cuando tú me plantaste me dijiste que querías que fuese un clavel hermoso que alegrase tu jardín. Y yo, desde el primer día, me esforcé por ser el clavel más hermoso de todo el reino.

Y es que cada uno es como es, y cada uno tiene su punto fuerte que tiene que saber explotar. En resumen y he aquí la frase:

Deja de compararte con los demás viendo solo los puntos fuertes del otro y sé tú mismo, con tus virtudes y tus defectos. Probablemente te darás cuenta de que tienes mucho que dar a los demás y serás mucho más feliz.

(Bueno, el curso estaba relacionado con la motivación: ¿qué esperabais? 😉 )

Anuncios

Una respuesta to “Frases para recordar…”

  1. Ernestina Says:

    It’s nearly impossible to find well-informed people about this subject, however, you seem like you
    know what you’re talking about! Thanks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s