Archive for 30 diciembre 2009

Definición de hijo de puta

diciembre 30, 2009

He aquí la representación gráfica de la definición de hijo de puta:

Definición de hijo de puta: bici sin rueda trasera

Hijo de puta

¡Quedada Erasmus en Madrid!

diciembre 24, 2009

Me gustaría escribir un rato largo acerca de la quedada que tuvo lugar el fin de pasado en Madrid, donde los Erasmus españoles del 07/08 nos juntamos, como ya viene siendo tradición, para la cena de Navidad.

Como no tengo fotos con las que documentar la noche y tampoco demasiado tiempo intentaré resumirlo en muy pocas palabras…

El viernes no salió como era de esperar, demasiado tiempo recorriendo las calles de Madrid en una noche fría e interminable pero que la compañía de todos consiguió hacer mucho más amena, y total, la cosa era juntarse, recordar viejos tiempos fuese en la calle o en algún antro madrileño.

El sábado fue todo rodado, recorrimos las calles junta a la multitud, estuvimos en los puestecitos de la Plaza Mayor, comimos en “El Tigre”, visitamos Cortilandia, volvimos a casa a prepararnos y luego fuimos a la cena… Cenamos en algún sitio cerca de Bilbao (no me acuerdo exactamente donde), no estuvo mal el tapeo aunque la grasa empezaba a saturarme, lo regamos todo ello con buena sangria, peor cerveza y horroroso vino, un amigo invisible de postre y al final de bares: copas, abrazos, risas, recuerdos, cigarros, más risas, más recuerdos, otra copa, otro cigarro… Al final muy pocas despedidas, quizás por despiste, quizás para no romper el encanto y pensar que el día siguiente sería como otro cualquiera en CPH

En fin, que fue un placer volver a compartir otra noche con vosotros y, como tarde, nos vemos en la siguiente cena de Navidad… 🙂

Cuestión de prioridades…

diciembre 13, 2009

Una entradita rápida para comentaros mi estado actual…

Como algunos sabréis mi vida empezaba a tornarse demasiado rutinaria últimamente (algo que siempre odiaré, o por lo menos eso quiero pensar). Es cierto que mi Noviembre había sido caótico y desfasado, como a mi me suele gustar, pero también habían ocurrido una siere de cosas que me hicieron replantearme un poquillo mi vida.

Para empezar me estaba empezando a volver una persona demasiado despistada, quizás todos cambiemos algún día, pero yo me resisto a ello con todas mis fuerzas e intento buscar justificaciones donde quizás no las haya. Además, en el trabajo hacía poca cosa, no metía horas en el proyecto, por la tarde tampoco invertía todo el tiempo necesario ni me cundía lo suficiente, y encima, no hacía otras cosas porque me parecía que ‘divertirme’ estaría mal cuando tendría que estar haciendo el proyecto.

Total, que culpo de mi asquerosa rutina principalmente al trabajo, ya que estaba siempre con la cabeza en otra parte (y no es porque tuviese muchas responsabilidades que digamos, pero bueno). Así que el día 30 de noviembre fui al trabajo y me despedí, bueno, realmente no me despedí, simplemente no renové mi contrato pero que a efectos económicos es el mismo, a partir de ahora ingresos cero…

Así que nada, he decido dedicarme al proyecto con muchas más ganas que antes y parece que va teniendo resultado, me han cundido mucho estas dos semanicas y espero tener todo listo cuanto antes, ya os iré informando…

Viaje expres a Londres

diciembre 2, 2009

!Hola de nuevo!

Para variar vengo a contaros uno de mis viajecillos… Sara, Bea y yo habíamos planeado hace bastante tiempo una escapada a cualquier sitio fuera de España. Al final salió Londres, de hecho queríamos habernos ido en septiembre pero al final, por esperar y esperar, el precio de los billetes se disparó y tuvimos que posponerlo…

Viernes 27
Me levanté bien pronto para hacer todas las cosas con calma. Tanta calma llevaba que al final lo pagué caro… (ya veréis el porqué). Hice algunos recados, la compra, unos bocadillos y sobre las 12 fui a buscar a Bea y luego a Sara, a diferencia de mi, ellas tenían que trabajar pero se había pedido unas horillas libres.

Llegamos de sobra al aeropuerto y dejamos allí el coche aparcado, como soy tan capullo se me pasó la hora, no pude imprimir el check-in online de Ryanair y me clavaron 40 eurazos por imprimir un puto papel, encima salimos con bastante retraso y en un avión bastante lleno. Total, que llegamos a Stansted bastante tarde, compramos unos billetes de autobús que nos salieron más caros que habiéndolos comprado en el aeropuerto de Zaragoza con la compañía Terravision pero el caso es que estábamos en Londres y había que celebrarlo.

Nos compramos unas Oyster para poder viajar barato y ya nos pusimos rumbo al hostal a través del metro y unos túneles subterráneos que unían estaciones bastante agobiantes… será que no estamos hechos al metro. Dejamos todo en el hostal y nos fuimos a dar una vueltecilla por las orillas del Támesis, la verdad es que ya había estado en Londres pero pasear de noche por allí me encata.

Borrachillos

Mucha cerveza...

Cenamos un kebab bastante rico muy cerca del “London Bridge”, sentados en una especie de banco, pasando bastante frío y luego nos fuimos a tomar unas cuantas cervezas al hostal, ya que tenía un bar justo debajo donde se podía beber bastante barato (jarra de 4 pintas, 10£). Cayeron varias jarras pero fuimos lo suficientemente sensantos para dejarlo a tiempo e irnos a dormir que el día siguiente prometía ser muy duro.

Sábado 28
Después de una noche bastante movidita, pues nuestros compañeros de habitación decidieron que llegar a eso de las 4 de la madrugada y encender la luz era de lo más normal, nos levantamos sobre las 9 y pico, bajamos, nos duchamos y bajamos a desayunar.

El hostal hacía visitas guiadas gratuítas por Londres pero no contábamos con que la puntualidad británica no es la misma que la española y llegaoms tarde al encuentro, así que dejamos las maletas en la consigna del albergue y nos fuimos a recorrer Londres.

jugando con el viento

Ni el Cierzo...

Vimos lo típico: Big Ben, cambio de guardia en el Palacio Real, el National Gallery, Trafalgar Square, Picadilly Circus…todo ello acompañado por un sol otoñal que calentaba más de la cuenta. Luego decidimos ir a comer a Candem Town, nunca había estado y me encató, me recordó un poco a Christiania (zona libre de Copenhague), comimos en un “Fish & Chips” un apertivo porque Bea no lo había probado nunca y luego seguimos dando vueltas por allí, muchos chiringuitos, puestecitos de comida, muchos hombre-anuncios… esto ya bajo una lluvía más típica del lugar.

Cascos locos

Cascos locos

Volvimos al centro de Londres y paseamos un buen rato por Oxford Street mojándonos demasiado. Nos refugiamos en un “Star Bucks” donde repusimos fuerzas con uno de esos cafés aguados. Seguimos paseando por calles llenísimas de gente, estuvimos en un rastrillo de Navidad y al final paramos a cenar en lo que creímos que era Chinatown y luego resultó no serlo.

Londres nocturno

Londres de noche

Después de todo el día pateando estábamos muy cansados pero había que aguantar toda la noche, ya que para ahorrar habíamos decidido volvernos de empalmada. Así que nada, nos fuimos al Soho y entre mucho bar de ambiente encontramos uno donde empezamos la noche con una cerveza. El bar nos gustaba bastante pero cerraron enseguida así que nos fuimos a uno más animado, volvimos a tantear muchos pero ninguno nos gustaba o eran muy caros y aparentaban demasiada clase… terminamos en el ‘O bar’ y la verdad es que nos justó mucho: lo que se suponía que era una sala de electrónica resultó ser lo que nosotros llamamos pachanga. Nos lo pasamos muy bien, cayeron varias cervezas y algún que otro pesado. A las 4 en punto nos echaron del bar, una pena porque aunque estábamos cansados estábamos bastanate animados, cogimos un autobús cuya ruta habíamos tenido que estudiar previamente y volvimos al hostal, cogimos las maletas, luego un taxí que nos llevo a Victoria Station, desayunamos con nuestras últimas libras y luego cogimos el autobús que nos llevó al aeropuerto, por supuesto nos dormirmos y se nos pasó rapdísimo.

Domingo 29
Llegamos al aeropuerto y seguimos durmiendo ya que nuestro vuelo no salía hasta dentro de unas horillas.

Una graciosilla se equivocó con la alarma y nos despertó una hora antes, pero como estábamos resacoso/cansados ni nos enteramos hasta que no estuvimos casi en la puerta de embarque.

En la puerta de embarque vimos a un hijodeputa tío de Ryanair que se dedicaba a cazar a los que aparentaban llevar una maleta de más de 10 kilos, desde luego estos de Ryanair tendrá vuelos baratos, pero en lo que respecta a trato al cliente deja bastante que desear…

Subimos al avión, despegamos, dormimos, aterrizamos y llegamos a Zaragoza.