Archive for 27 enero 2009

Mi trabajo

enero 27, 2009

Hoy me encuentro en el trabajo y creo que es una buena ocasión para contar que hago por aquí. Sois varios los que me habéis preguntado y realmente no tengo una respuesta sincera y directa, ya que no hago algo específico, no obstante intentaré explicarlo.

Para ello voy a utilizar el típico diálogo que suele surgir.
Él/Ella: _ ¿Dónde trabajas?
Yo: _ En la universidad.
A algunos les vale esto y no siguen preguntando, deben pensar que o bien tengo un cargo importante o bien no quiero seguir contando ninguna intimidad…
Él/Ella: _ ¿De qué?
Yo: _ Soy becario.
Otros aquí parecen quedarse satisfechos, quizás piensen que me dedico a llevar cafés a los jefes, hacer fotocopias, coger teléfonos… nada más lejos de la realidad… por una vez la carrera ha servido para algo.
Él/Ella: _ ¿Y qué haces?
Para ser sinceros, esta es la pregunta clave, a veces intento responder directamente, otras tengo que explicarme un poco porque la gente no suele quedar muy convencida.
Yo: _ Monto óperas.
Está claro que diciéndolo así la gente me mira un poco raro, no, no monto óperas exáctamente, el caso es que mi función es una vez al mes captar la retransmisión que se emite desde Barcelona y proyectarla en una sala. Forma parte de un programa llamado Ópera Oberta, los jóvenes suelen cogérsela porque dan créditos y al fin y al cabo sólo tienes que aguantar una tarde de luces bajas y música clásica de fondo una vez cada 30 días. También acude gente mayor, gente que efectivamente cree estar en la Ópera y por ello vienen con sus mejores galas y sus más preciados perfumes.

Vaya trabajo pensarán algunos… 4 horas al mes… Bueno, no es así exáctamente, hoy, por ejemplo, me encuentro en el trabajo haciendo pruebas de recepción. Enciendo un ordenador, abro un programa y voy comprobando que la visualización sea correcta. La mayor parte del trabajo está al otro lado, yo me limito a ir mirando de vez en cuando y decir, se oye mal, se ve mal, o todo perfecto. Como comentaba por arriba… ¡para algo sirve una carrera!.

También me ha tocado montar alguna videoconferencia en la cual, un señor muy relacionado con la Ópera tiene que venir y hablar sobre la Ópera que tendrá lugar pasados dos o tres días, esto es una vez al año por universidad, y aquí tocó el mes pasado con lo cual no creo que vuelva a tener que hacerlo.

Y aquí se acaban mis funciones extríctamente. Lo que pasa, que como suele ocurrir, me mandan otras tareas que no puedes “rechazar”, así que me ha tocado realizar mediciones Wireless para comprobar la intensidad y poder realizar mapas de cobertura, preparar equipos para unas jornadas acerca del plan Bolonia y cosillas así.

Puede parecer una chorrada, pero todo ello me ha quitado mucho más tiempo del que pensaba que tendría que dedicar, con lo cual el proyecto que debería estar realizando en paralelo ha quedado totalmente apartado, no puedo compaginar proyecto, trabajo y estudio de la asignatura que me queda. De todos modos parece que la mala temporada ya ha pasado y ahora tendré que ceñirme únicamente a lo de la ópera y podré compaginarlo mucho mejor con el resto de mi vida.

Y bueno, aquí se acaba la entrada, creo que ha quedado un poco desordenada y con poca gracia, será que esto de ver/oir ópera me vuelve un tío aburrido.. pero espero que hayáis entendido a que me dedico cuando digo que no puedo hacer tal o cual porque tengo que trabajar… 🙂

Anuncios

Maldito malnacido…

enero 18, 2009

(hablaré en plata para intentar expresarme tal y como me siento).

A ti, maldito hijo de puta, manda cojones que tenga que actualizar el blog por tu culpa. Ayer me robaste el sillín de la bici, estaba echando unas cañas con los amigos en el bar y cuando salí me di cuenta de que no tenía sillín. ¿Te parece gracioso robar un puto sillín que no vale una mierda? Supongo que sí, serás el típico chaval entre los 15 y los 20 que tiene que ir de chulito con sus colegas, fijo que pasaste por delante de mi bici, y aunque en el fondo debes de ser buena persona, para aparentar lo “way” que eres, decidiste robar el sillín. Tus amigos seguro que pensaban que molabas mogollón, que atrevido, robar un sillín.

Pues yo me cago en tu puta madre, porque estoy seguro de que el sillín lo tiraste a los dos metros, cuando ya habías hecho la gracia y te parecía estúpido seguir con ese cacho de metal y plástico, además estaba viejísimo, _¿para que quiero yo esta mierda?_ pensaste. Pues bien, te diré que por tu puta gracia me tendré que comprar otro, me gastaré 15 euros que ojalá tuvieses que ganar tú haciendo trabajos forzados. En fin, espero que madures, sí, todos hemos hecho putadas de pequeños aunque yo nunca robé nada ninguna persona, todos hemos querido molar aunque supongo que tú has querido llegar un paso más y ser el popular del grupo,  el machito, el “wayón”… habrá alguna jovencilla a la que te crees que impresionaste ayer, pero no te engañes, aunque es probable que sonriese y tú creyeses que pensaba _como mola él, roba sillines_, en el fondo estaba pensando que eres un imbécil. Probablmente tus amigos pensaron lo mismo, aunque en ese momento te riesen la gracia. Supongo que es tu falta de personalidad la que te hace hacer memeces con tal de subir tu autoestima momentáneamente.

En fin, te deseo un mal karma y que algún día te arrepientas de tu error.

(Ya me perdonarán mis escasos lectores, actualizar y para contar semejante sarta de juramentos. Así me siento y tenía que explicarlo y compartirlo con vosotros, al fin y al cabo este blog habla de experiencias y no van a ser solo viajes y aventuras… ¡Buenas noches y sed felices!)

¡Feliz año 2009!

enero 1, 2009

Me hubiese gustado escribir ayer una entradita para despedirme de año, pero al final, por unos contratiempos familiares y las prisas de tener que ir a comprar todavía la cena de Nochevieja, no pudo ser.

Si el año pasado escribía una entrada despidiendo al 2007, probablemente el peor año de mi vida, ayer hubiese escrito una entrada pidiendo que el 2008 prolongase sus días. Un año increíble, con miles de experiencias, muchas de las cuales he ido relatando en este blog con ánimo de que los que estáis más lejos pudieséis saber de mí.

No me extenderé mucho más, os deseo Feliz Año Nuevo a todos vosotros, que vuestros sueños se conviertan en éxitos y esperemos que el 2009 sea una prolongación de buenas acciones como lo fue su anterior… ¡Sed felices!