Archive for 25 agosto 2008

Feliz aniversario Erasmus

agosto 25, 2008

Seamos sinceros, supongo que estas cosas no son de esas que se felicitan con el paso de los años, pero bueno, si se supone que marca un antes y un después en tu vida ¿por qué no?

Hace exactamente un año, el 26 de agosto de 2007, tomé un avión que me llevó a Copenhague, el viaje lo hice con varios compañeros de la universidad, pero todos ellos tenían el alojamiento ya asignado. Solo Guille y yo, tuvimos los huevos de irnos a la aventura, una aventura que duraría 10 meses y que cambiaría por completo mi vida y la forma de verla, y supongo que como a mí, a otros tantos.

Hoy felicito a cada uno de los que he conocido a lo largo de este año que aunque no los conocí todos de golpe, considero que hoy es el día indicado, felicidades por todos los buenos momentos que hemos conseguido vivir, por esas pachangas, esas fiestas, esas cenas, esas risas, esos bailes, esos posters, esos viajes… en fin, no se puede expresar todo en cuatro lineas, hay que vivirlo y para que lo intentéis entender un poco mejor, os pongo un vídeo que mi querida hermana MaryQueen se ha currado.

P.S: también podéis visitar al Charly que se ha currado otra entrada con el mismo motivo.

Anuncios

El arte de escribir sin decir nada

agosto 21, 2008

Escasos pero queridos lectores, siento que cada vez que entráis en el blog no encontréis ninguna entrada nueva, la verdad sea dicha, no es que me haya quedado sin ideas ni esté falto de tiempo. Simplemente que mi vida ha entrado en una rutina demasiado poco apasionante y no considero que sea interesante contar.

Básicamente mis días se limitan a seguir superando la depresión post-Erasmus, que cada día que pasa considero que será imposible superar nunca, a levantarme pronto y bajar a la biblioteca, volver a casa a comer, bajar otra vez a la biblioteca, cenar y por la noche un poco más de biblioteca. Sólo me quedan dos exámenes y si aprobase podría dar por finalizada mi vida estudiantil (que no quiere decir que lo vaya a hacer, lo de finalizar, digo).

Y poco más que contar, que este fin de semana debería estar en Asturias para la 2º quedada Erasmus, pero por caprichos del destino no ha podido ser, así que espero que la siguiente quedada oficial no sufra ninguna baja.

Ah, y que sigo ansioso de viajar, o por lo menos romper esta rutina y así poder subir anotaciones más interesantes. ¡Hasta la próxima!

Viaje a Croacia

agosto 9, 2008

Bueno, he estado un poco ausente estás dos últimas semanas, digamos que he cerrado por vacaciones… Sí, me he vuelto a ir de viaje, supongo que este sí, verdad de la buena, es el último…

Así como los otros viajes que he ido haciendo los relataba de manera bastante extensa, esta vez no voy a hacerlo. No es que el viaje haya sido peor, de hecho ha sido como siempre, una experiencia inolvidable. El problema es que yo todo lo que escribo aquí es, aparte de para que lo leáis, para tener yo un recuerdo, y esta vez me he llevado conmigo el cuaderno de viajes que escribo desde hace 3 años y ahí es donde he escrito cada día lo que ha ido pasando, así que vamos con un pequeño resumen de lo que ha sido este viaje…

Lunes 28
Aunque el viaje empieza oficialmente en Venecia el día 29, a mi me sale mucho más barato coger un avión Zaragoza – Milán y luego un tren. Cojo el avión después de una mañana muy ajetreada, llego a Milán, pierdo varias horas en la estación, luego paso por Verona donde espero 2 horas más y luego un tren que a las 6:30 llega a Venecia.

Martes 29
No he dormido más que dos horas, pero al salir de la estación me encuentro con fuerzas, dejo la maleta en la consigna y me voy a recorrer Venecia, me encanta. Paso por un mercado y compro algo de fruta, hace un calor horroroso.. Sobre las 9 me encuentro con Pati, viene con ganas así que volvemos a patearnos la ciudad hasta el mediodía que quedamos con Carlos, Isa y María. Cogemos el coche alquilado (un Megane bastante grande), lo dejamos cargado en un parking y nos vamos a recorrer la ciudad. A media tarde nos ponemos rumbo a Reijka que es donde intentamos dormir, como no encontramos nada después de muchas vueltas dormimos en una playa de piedras.

Suspiros

Suspiros

Miércoles 30
Madrugamos mucho, la comodidad de las camas y la gente que baja a bañarse a horas que ni existen no ayuda a dormir. Nos ponemos rumbo a Zadar donde nos metemos en un camping (serán 2 noches a 50 € cada una). Pasamos un rato en la playa – primera decepción, las playas son de grava y aunque están muy limpias yo jamás me atrevería a llamarlas playas – y luego a ver la ciudad que también nos encanta. Cenamos de lujo y muy barato, más paseo y vuelta a dormir.

1 noche sobre piedras

1 noche

5 pozos en Zadar

5 pozos

Jueves 31

Suspiros

Krka


Madrugón y visita al parque nacional de KRKA (aún no sé como se pronuncia). Nos hemos perdido muchas veces ya que el GPS no parece estar muy enterado de las nuevas carreteras croatas. Nos pegamos allí casi todo el día y luego vamos a cenar a Šibenik, por último vuelta a Zadar a dormir.

Viernes 1
Visitamos Split, ciudad que nos encanta. El centro está dentro de una zona amurallada muy bien conservada y que contrasta con los modernos comercios emplazados en calles estrechas y de piedra. El GPS nos vuelve a perder al intentar localizar el camping, encontramos el camping y nos duele saber que vamos a tener que dormir sobre un manto de afiladas piedras… La playa lo mismo, sin arena. Cenamos en la ciudad y nos echamos un caña hasta que nos echan, cierran demasiado pronto a nuestro parecer.

Sábado 2

Hvar

Hvar

Cogemos un barco que nos lleva a la isla de Hvar, no he estado en Ibiza pero estoy seguro de que es algo parecido. Playas cristalinas, no de arena, claro. Bares con música modernita en primera linea con sofás y cócteles suculentos. Nos encanta la isla e intentamos subir a una muralla pero hay que pagar, así que sólo nos damos una vuelta por lo alto de la montaña. Cenamos y luego cogemos un taxi y el barco de vuelta. Por último el coche y vuelta al camping a dormir.

Domingo 3
Madrugamos y aprovecharnos para ir un rato a la playa antes de ponernos rumbo al sur (objetivo Dubrovnik), saltamos de unos trampolines, algunos de los más altos y otros no, no diré nombres. Hacemos muchos kilómetros, hasta atravesamos Bosnia y Herzegovina, para llegar a Dubrovnik por una autopista que está en construcción con lo cual cuesta muchísimas horas. La idea es quedarse dos noches pero un camping está lleno y el otro nos parece una mierda, así que decidimos ver la ciudad y pirarnos. De nuevo la ciudad nos gusta bastante, está emplazada dentro de unas murallas donde puede uno perderse por miles de callejuelas desiertas.

Nos ponemos rumbo al norte, cenamos en Zatón y decidimos dormir al aire libre, encontramos el sitio perfecto, descampado, la playa a pocos metros y hasta duchas. Montamos la tienda cerca de unos franceses que también consideran el terreno como perfecto. Unas copas y a dormir bastante tocados.

Lunes 4
Madrugo el que más y me voy a dar un paseo y un baño ya que en la tienda me estoy asando. Cuando vuelvo me encuentro con problemas. La policía, en Croacia está prohibido acampar al aire libre, lo sabíamos pero no vale hacerse los tontos ante dos policías majetes pero novatos. Al final nos meten a Carlos y a mi 1000 Kunas de multa (145 €), se han portado bien porque eran unos 75 € por persona… Los franceses también pagan la multa.

Seguimos haciendo kilómetros hacia el norte, paramos cerquita de Omis en una playa, por supuesto de aguas trasparentes y piedras punzantes. Pasamos la tarde allí, nos duchamos y volvemos al coche. Paramos en Trogir, otro pueblo muy similar a los anteriores. Nos metemos en el super a comprar cena y a Isa se le va la lengua al criticar a un tío un poco obeso que resulta ser español… Cenamos en Marina y volvemos a buscar un sitio donde dormir. Es imposible encontrar algo decente así que conducimos hasta tarde y muertos de sueño. Sobre la 1.30 decidimos que ya es más que suficiente y nos colamos en un camping de Zibalec.

Martes 5
Madrugón para huir del camping sin pagar, la multa de ayer nos ha dejado bajos de presupuesto. Seguimos haciendo kilómetros hacia el norte, es imposible para a desayunar ya que hoy es el día de acción de gracias y muchos comercios están cerrados. Llegamos hasta Poreč donde compramos, comemos en un pinar y luego nos vamos a la playa, esta de hierba pero en vez de arena hay cemento…. Recorremos luego el pueblo y nos marchamos tras comer un helado al que ha invitado María.

Nos montamos en el coche y de nuevo toca buscar algún sitio donde dormir. Estamos un poco desesperados y llegamos a un camping bastante tarde del cual nos echan por haber ido a 30 kms/h, un tío muy borde dice literalmente, “You must go, now!”. Los otros camping que encontramos son demasiado lujosos… Al final encontramos una playa, pero hay mucho viento y de casualidad vemos un cobertizo de chapa vacío. Decidimos que ya no podemos caer más bajo así que nos metemos y dormimos sobre un duro cemento que a esas horas de la noche parece la mejor de las camas. Carlos sufre los mosquitos y tiene un momento de paranoia, los demás caemos fundidos enseguida.

Miércoles 6
Nos levantamos a las 6.30 y vemos que hay gente fuera, vaya pillada… Pero nadie parece darse cuenta, así que recogemos en el más absoluto silencio y salimos disimuladamente de nuestro hogar.

Murano

Murano

Nos ponemos rumbo a Venecia donde hay que devolver el coche. Lo devolvemos tras limpiarlo un poco y nos echamos una coca-cola para hacer tiempo hasta que Carlos, María e Isa se cogen el autobús. Un nuevo hasta luego algo triste y de nuevo a recorrer Venecia en compañía de Pati. Esta vez hasta compramos un bono que nos permite viajar durante 12 horas, cogemos un barco a Murano, vemos como se hace el vidrio, pateamos más por Venecia, compramos en un mercadillo y por fin cogemos el bus al aeropuerto.

Va todo con retraso así que con toda la tranquilidad del mundo cenamos (me invita con lo cual queda saldada la deuda que tenía de una cena…) mientras no paran de anunciar última llamada para mi vuelo. Con tranquilidad, voy al baño, relleno la botella y ya salgo corriendo, la última despedida y despegue del avión que me traería a Barcelona, luego un cercanías, un taxi, un autobús, otro taxi y a las 5.00 durmiendo en mi camita…