Los últimos días, acompañado

Ya no vivo solo, a partir de hoy tengo un compañero de piso al que tendré que dejar de referirme como “mi piso” y empezar a acostumbrarme a decir “nuestro piso”. Él se llama Carlos, Charly, Charlitoooos, Charlatón… no preocuparse padre y madre que no voy a vivir con ninguna mujer, todavía no es el momento. El caso es que por unos días (aún todavía sin determinar ya que no sé cuando dejo este país) viviré acompañado de un pucelano al que le he cogido bastante cariño. Dicen que es un paso importante compartir un piso (habitación) de 30 metros cuadrados con una persona ; que quema mucho y que acabaremos mal. Los dos sabemos que es mentira, si hay algún rocecillo se solucionará con algún beso, algunas palabras tragadas o alguna gracia, como hacemos siempre.

Va a ser divertido, de momento el cuarto ya ha cogido bastante forma y lo que ha sido mi habitación durante tantos meses ha sufrido un desplazamiento de todas mis cosas que perfectamente pueden ocupar la mitad de espacio con un poco de orden.

Ya os iré contando lo que suceda en esta habitación a partir de hoy, ocupada por dos…

Anuncios

2 comentarios to “Los últimos días, acompañado”

  1. Carlos, Charly, Charlitoooos, Charlatón Says:

    Así sea! 😉

  2. Sandra Says:

    Las discusiones forman parte de llevarse bien. Siempre que se arreglen claro jejeje

    Tengo la sensación de que no me puedo independizar sin antes haber compartido piso… es algo que no me quiero perder en esta vida jejejej

    un besoooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s