La cena de Navidad, el amigo invisible, la fiesta de después, etc

Poco a poco se va acercando el día de volver a casita. Y aunque por lo general, hay ganas, hay que decir también que se echará de menos a este gente que he conocido en estos 4 meses de Easmus. Muchos, la gran mayoría, nos volvemos a ver en enero, pero algunos se marchan para no volver, como nuestra “vasquita” a la cual echaremos de menos.

El caso es que ayer, con motivo de celebrar la Navidad, despedirse de todos antes del regreso y el cumpleaños de Mara, se decidió hacer una cena que, tras varias discordias, se hizo en un restaurante del centro de Copenhague. El restaurante no estaba nada mal para el precio que pagamos (70 Kr – 10 €) por el buffet libre, aunque ya se sabe, en estos casos la bebida es lo caro. Nos costó mucho ubicarnos, ya que como buenos españoles y habiendo dejado todo para el final, no habíamos reservado y es difícil conseguir sentar a 32 (cifra aproximada) personas. Nos sentamos en diferentes mesas pero reinó un ambiente común, donde los pobres daneses sufrían al escuchar los alaridos provenientes de gargantas del sur de Europa, y es que otra cosa no, pero voceras somos.

Acabó la cena y nos pusimos a abrir regalos del amigo invisible, que fue poco invisible ya que al final se iba confesando quien había sido. Yo nunca lo había hecho así, pero bueno, distintas culturas y hay que adaptarse… Hubo regalos muy curiosos como una huevera llena de polvorones y en cada uno un mensaje escrito, una coctelera, mucha ropa de la tienda H&M (sin ánimo de hacer publicidad, pero era muy alto el porcentaje de regalos comprados ahí) y muchas cosas más. A mí me toco un saquito donde poner la tiza para escalar (¡gracias Gemmita! 😉 ) y yo, que me gusta hacer regalos personales, al tocarme alguien poco conocido tuve que optar por un regalo estándar, un cinturón un poco impersonal (comprado en H&M, claro).

Tras un buen rato de charleta, los camareros se pusieron nerviosos y a modo de invitación, nos trajeron la cuenta sin ni siquiera pedirlo. Luego salimos a la calle donde hubo una foto, despedidas y división en el grupo, ya que unos optaban por ir a casa (los estudios son lo primero), otros por irse a echar una cerveza y a casa y otros a salir de fiesta hasta las mil. Confesaré que me encontraba en el tercer grupo acompañado de unos 9 compañeros y nos dirigimos al KølerBAR.

Por recomendación de Arturito, hablaré un poco de ese bar, que algunos llaman templo. Es un bar situado en el centro de Copenhague donde ponen buena música (no para mi gusto claro, pero es aceptable) y hay barra libre de cerveza de 23 a 1. El garito cierra muy tarde, así como a las 6, y dentro se respira buen ambiente, así que es un sitio ideal para pasar una noche. Cuando acaba la barra libre solemos optar por ir al 7eleven, que está a la vuelta de la esquina, donde compramos cerveza y seguimos bebiendo en la calle para no pagar dentro, que van muy caras.

Estuvimos ahí dentro hasta que nos echaron, yo no paré de bailar y pasarlo bien con la gente. La sonrisa en la cara no se me desdibujó en todas las horas que estuve ahí dentro, y aunque es cierto que el alcohol ayudó, ayer me sentía especialmente feliz y con ganas de fiesta. La vuelta a casa fue bastante dura, con un frío horroroso y un camino a casa que recorrer en bicicleta. Al llegar, desayuné y me metí en la cama con la sonrisa todavía presente.

Cena del amigo invisible

De arriba a abajo y de izquierda a derecha:

  • Jorge, Paty, Roberto, Iago y Maider.
  • David, Diana, María, Gemma, Tere y Lili
  • Carlos Yuste, Mariajo, Toño, Santi, MaryQueen, Germán, Mara y Arturo.
  • Boro, Guille, Anita, Jorge y Marcos
  • Katerine, Isa, Lluis y Maria
  • Guadalajavi, Berti, Charlitos, Jaime y Javi.
Anuncios

5 comentarios to “La cena de Navidad, el amigo invisible, la fiesta de después, etc”

  1. Tig0rz Says:

    Como se nota que eres el vasco verdadero, ¡el único sin abrigo!

  2. Jaime Says:

    Jajaja, hay otra vasca por la foto, pero vamos que soy el más auténtico… Por cierto, muy observador 😉

  3. KuA Says:

    ko! cuando vengas aki no te preocupes que para hacer la adaptacion mas sencilla volveremos a casa en bici, que conduzco de puta madre.

  4. albi Says:

    Cuando te veremos por aquí?!?!?!?!?!

  5. Charlitos Says:

    Bueno Jimmy! Te deseo todo lo mejor desde la ciudad donde se habla mejor el castellano salvo ciertos problemillas con el ‘la’ y el ‘le’. FELICES FIESTAS y un abrazo enorme maño. Y aunque no te lo diga ni borracho yo también te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s